Me llamo Tamara y nací un 14 de febrero y jamás pensé que me iba a dedicar a la cocina… si hubierais visto mi primer bizcocho nadie hubiera apostado un dedo por mi. 

Me encanta crear recetas como las que hacía con mi familia cuando era pequeña, fue realmente cuando empece a cocinar cuando me di cuenta de lo importante que habían sido esos recuerdos y momentos felices que he experimentado alrededor de una cocina, tanto que estoy casada con un cocinero y se podría decir que gracias a el, he aprendido bastantes cosas, por no decir todas…

Después de dar vueltas por el mundo, sentía la necesidad de tener un trabajo que plasmara mi pasión por la cocina y sobre todo por la repostería, tengo varios estudios poco relacionados con la cocina, y un currículum ya si más extenso dentro del mundo de la hostelería, siempre de cara al cliente y formando equipos, hasta que decidí que me encanta la gente, pero los que más me gusta es cocinar para ella y si es dulce aun mejor, he encontrado una manera de relajarme y acercarme a las personas con una predisposición diferente, comer no es solo engullir alimentos, es mucho más, es compartir una mesa, son historias, el porque eliges un plato y no otro y los recuerdos que luego te traerán esos olores, ¿a quién no le han pedido casarse alrededor de una cena romántica?…, o crear una comida familiar para contar algo importante…, no nos damos cuenta pero la comida está muy presente en nuestras vidas y a mi me encanta formar parte de todos esos momentos.

Gracias a las fotógrafas Eva Gascón, Monica Moya, Silvia Plettenberg, Loren Photography, Carolina F. Varela y Ana Mañez por las imágenes de la web.